El aborto y las elecciones congresuales dominicanas. El aborto que aprueba la Iglesia

La negativa de muchos (no todos) legisladores a aprobar el aborto en condiciones especiales (terapéutico así como en casos de incesto y violación) no es más que su miedo a perder en las elecciones congresuales del 16 de mayo del 2010. No piensan en lo científico, en lo justo, en lo real. Sólo piensan en el posible costo político.
Ellos están conscientes del extremismo que plantea el artículo 30 del Anteproyecto de Reforma a la Constitución. Este artículo establece que “El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte.”
Es un artículo excluyente y que arranca a la mujer su derecho a decidir. Este artículo es una odiosa imposición.
Pero el miedo y los intereses paralizan de esos senadores y diputados. Ellos no asumen la terrible realidad que plantea un embarazo fruto de un incesto, de una violación o de una malformación genética o cuando la vida de la madre corre peligro. Sólo piensan en sus bolsillos.
Anoche viendo por televisión las intervenciones de los congresistas en la Asamblea Revisora, además de no sentirme representada en la mayoría de ellos, sentí vergüenza: mientras sus colegas hablaban, diputados y senadores caminaban comentaban, se reían. No fueron ni una ni dos las ocasiones en que el presidente de la Asamblea,Reynaldo Pared Pérez,  con voz de disgusto y con poca paciencia, mandaba a callar a sus pares.

El aborto que aprueba la Iglesia
El pasado 21 de marzo el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, aseguró que  el papa Benedicto XVI no condena aborto terapéutico “siempre que la curación de la madre enferma suponga inevitablemente la muerte del hijo y el Papa no ha dicho en Luanda que haya que rechazarlo”.
En esa ocasión y según reportaron agencias de noticias internacionales, Lombardi precisó que la Iglesia prefiere hablar de aborto indirecto más que terapéutico y que cada caso es diferente y que lo que rechazan son aquellos “en los que se elimina directamente a un inocente”.
En ese momento Lombardi también se refirió al caso de la niña brasileña de nueve años violada y la excomunión dictada por el obispo de Recife, José Cardoso Sobrinho, contra los médicos que le practicaron un aborto legal, y citó las declaraciones del obispo Rino Fisichella en el diario vaticano “L’Osservatore Romano” en el que “lamentó” la decisión del prelado frente a una situación “extrema”.
Y estos casos, tanto del aborto terapeútico o indirecto como prefiere la Iglesia y los “casos extremos” que cita el obispo del Vaticano, Rino Fisichella.
Estoy convencida de que estos son los casos deberían vislumbrar los legisladores antes de aprobar el artículo 30 de la nueva Constitución.

One response to “El aborto y las elecciones congresuales dominicanas. El aborto que aprueba la Iglesia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s