Del diccionario del diablo (para Peterson)

Desde que lo tuvo entre sus manos se sintió prendado de él. De hecho me lo trajo y se lo quería llevar de vuelta  pero, fuerte y decididamente le dije “no pitico (así lo llamo exclusivamente yo), donde tu lo compraste, de seguro hay muchos más.
Peterson lo comenzó a leer cuando venía en el avión desde Madrid y no pudo parar. Le encantó y lo que más le fascinó (y en eso coincidimos) es que una que otra definición se ajusta mucho a  una que otra situación de las que acontecen en esta macondiana media isla ubicada en el mismo trayecto del sol (pero donde a veces se pone muy, muy nublado y no deja ver ni un sólo rayo del amado astro).
Peterson, con todo mi amor (del que eres propietario sin apelaciones ni resquemores) te dejo con estas cuantas palabras definidas por el grandioso Ambrose Bierce, en su diccionario editado en 1911.   Este es el tercer post con palabras del diccionario que publico: el primero, el 27 de agosto y el segundo el 26 de septiembre… Es que el tipo, es genial!
A

Aborígenes. s. personas de escasa valía que suponen un estorbo pues ocupan la tierra de un país recientemente descubierto. No tardan en dejar de estorbar y pasan a fertilizar.
Alemán: s. Hombrre mucho fuerrte ( y mucho corrpulento) que prrocede de Alemania.
Abogado. s. Profesional especializado en burlar la ley.
Acertijo: s. ¿Quién elige a nuestros gobernantes?
Abad: s. Padre que ha hecho votos para no ser esposo.
Abadesa: s. Padre del sexo femenino.
Aberración: s. Cualquier desviación de nuestra de pensar que descubramos en otro, aunque no sea lo bastante grave como para que la consideremos locura.
Abrazar. V. tr. Me cuesta entender este verbo.
Aclimatado: Part. Pas. Protegido contra enfermedades endémicas por haber muerto de una.
Acusador: s. Antiguo amigo; en concreto, la persona a quien le hemos hecho un favor.
Admirabilidad: s. Cualidad que me caracteriza y de la que usted carece.
Admiración: Nuestro amable reconocimiento del parecido que guardan otros con nosotros.
Agallas: s. lo que se necesita para reconocer que se es un cobarde.
Alivio: s. despertarse temprano una fría mañana y descubrir que es domingo.

2 respuestas a “Del diccionario del diablo (para Peterson)

  1. Ita, gracias, gracias por tus palabras para mi y para mi admirado hermano Ambrose.
    Cuánto me gustaría tener a mano ese diccionario en este momento, pero precisamente el tuyo, porque en él está la definición de Itania María, hecha por Peterson Bierce, y que ahora no recuerdo con exactitud. Ahora bien, como se sabe que hay palabras con más de una definición, me voy a atraver a proponer una segunda para ti.
    Itania María, n. Mujer que le gusta el mango, pero a diferencia del Garata, ella no es de alto rango, más bien chiquita, lo que pasa es que, y también en eso difiere del Garata, ella por tener la fruta grata, se sube en la mata. Y lo consigue. Como todo. Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s