Aznavour en Chavón

Sábado en la noche. El gentío que lo fue a ver quedó encantado  por sus excelentes condiciones físicas y vocales. Es  un hombre con 84 años (22 de mayo 1924);  62 de ellos en el escenario. Pero el tiempo no ha pasado por su voz.

 Charles Aznavour, impecablemente vestido de negro, se hizo dueño del  público, nomás entrar en escena.  Empezó a las 9:40 de la noche con “Le Temp”  a partir de ahí y hasta las 11 de la noche interpretó  16 canciones en español y francés.  En inglés cantó “She”.

 Fotos: Ignacio Ramírez

Sin embargo,  no cantó los temas emblemáticos, con los que se hizo conocer y querer por el público dominicano.   De las más reconocidas cantó -en francés-  “La Bohemia”  “Y por tanto”  y “Debes saber”;    en español, “Quien”  Y “Venecia sin ti”.

Poco faltó para que el anfiteatro se llenara de bote en bote.  Eso si,  las gradas de VIP,  que costaban 10 mil molongos,  estaban a tope.   Ah! también se dieron cita unos cuantos funcionarios del Gobierno  en sus negros jeepetones, placa oficial, guardaespaldas y choferes incluidos  (que mal pensados que son!  No importa que el país esté en crisis, ellos se sacrifican por este sacrificado país y lo más seguro es que esos 10 mil pesos hayan salido de su bolsillo propio, ganado con el sudor de sus frentes propias en sus frías e impenetrables  oficinas).

Al anfiteatro no se podía entrar comiendo rien de rien (nada de nada) porque “allá dentro venden de todo”  decían los miembros de seguridad.   Aún así logré pasar un paquetito de maní salado y cuando me dispuse, con toda  mi buena fe  a comprar una botellita de agua, me sorprendieron con el gracioso precio de   100 pesos  y un vaso de cerveza, 200.  Obvio, que no compré ni la una ni la otra.

No  hubo asomo de lluvia;  por el contrario, la noche estuvo divinamente estrellada y para quienes estuvimos en las gradas generales, la noche fue mágica: disfrutamos de una hermosa e inigualable sinfonía  interpretada por los estupendos grillos… en un momento me acosté en los duros asientos, fije la vista en el cielo claro y tachonado de puntos brillantes y  me deleité con mi sinfonía particular…y a los lejos Aznavour… Si, valió la pena venir a La Romana.   

2 respuestas a “Aznavour en Chavón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s