UASD y decadencia

 Cuando en un país  los catedráticos universitarios son acusados de coger lo que no es suyo  por el propio rector de la academia,  es un signo de que la sociedad en cuestión está en un franco proceso de decadencia, que ha perdido de vista sus valores.
El vespertino El Nacional la publicó ayer  como su información principal la denuncia de robo hecha por  rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD),  –orgullosa primada de América-,  Franklin García Fermín,  quien informó que  como “medida preventiva”  ordenó la  suspensión de más de 50 profesores y empleados.

¿Qué robaron?  Dinero en efectivo, obras de arte y equipo de alta tecnología.

El rector  no reveló los nombres de los profesores suspendidos ni de los empleados cancelados, aunque sí solicitó al Ministerio Público actuar contra los responsables de los hechos “sin importar de quienes se traten”.

Al leer esta información no puedo sentir menos que vergüenza, desaliento, ¿hacia donde va este país, cuando quienes están  compelidos a dar el buen ejemplo a los jóvenes a quienes tienen en sus aulas, a la sociedad en general, hacen exactamente lo contrario?

Ya  la UASD de un movimiento renovador, no existe;  la UASD de los sueños más puros quedó en el pasado; la UASD combativa y con ideales de mejor nación: y es que la UASD pasó de ser una institución académica a ser un arcoíris de partidos políticos que hacen allí lo que se les antoja;   donde en las elecciones no triunfa  el candidato o la candidata con más méritos académicos, sino a quien señale el comité político del PRD o del PLD.

La UASD de hoy día es donde cualquiera puede ser profesor o profesora, sólo con una recomendación  de un partido político,  que no me hablen de exámenes de oposición ni de curriculum ni de postgrados!  Allí hay personas dando clases que no han hecho ni un diplomado en Educación Superior, por mencionar algo.

La UASD se ha convertido en un barril sin fondo, donde todos los millones del mundo en un presupuesto no alcanza para sus miles de botellas, un lugar donde las alumnas desconfían de los profesores por ser soterrados acosadores sexuales, tema del que se ha escrito en la prensa nacional.  Ahora, como acaba de denunciar el rector,  en la UASD está la cueva de Alí Babá.  Pero  allí hay mucho más de 40 ladrones. 

Por estas razones es que,  tristemente,  La UASD perdió su protagonismo en la vida pública;  otras universidades han ganado el espacio de credibilidad que otrora era exclusividad de la Primada de América.

 

One response to “UASD y decadencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s