Se me parece a Londres

Cuando era una adolescente soñadora (que para ser sincera,  no hace  tanto) me fascinaba leer  novelillas  románticas y de misterio.  Tenía dos autoras preferidas  y que   leía de acuerdo con mi  estado de ánimo (y hasta situación del tiempo):  cuando me sentía nostálgica  y/o  llovía,  las románticas de Barbara Cartland;  de noche  (o si llovía)  Agatha Christie.

Algo que me encantaba era la descripción de Londres, siempre frio, brumoso, lluvioso.  Entonces me preguntaba cómo sería vivir con días y días y días enteros entre lluvias y sin ver el sol. 

Ahora,  unos cuantos años después de mi fascinación por el clima londinense  y viendo  el cielo encapotado, la lluvia fina, el viento que  gime  y hace uhhhh!  uhhhh! cuando se cuela por las rendijas de las ventanas,  Dominicana se me parece a Londres.

A veces por tanta lluvia, se nos pasa casi una semana sin ver el Sol.

¡Cuanta lluvia en pleno verano!  Es más en plena  Navidad  tuvimos  la imponente visita de la pareja conformada por Noel Y  Olga.

Pero en la vida, nada es por casualidad  y la Ciencia tiene una explicación del porqué nuestros  veranos ya no son tan veranos; es  una expresión que se ha vuelto famosa:  cambio climático.

Lluvias fuera de temporada  y huracanes cada vez más fuertes, tienen su razón de ser en el cambio climático.

Una investigación del Departamento de Geografía de la Universidad Estatal de Florida y que  publica la revista Nature , establece que los huracanes más potentes se vuelven aún más violentos a consecuencia del cambio climático y la subida de la temperatura de los océanos.  Para llegar a estas conclusiones, se realizó un análisis estadístico basado en datos de los satélites de los últimos 25 años.

Una nota del periódico español El Mundo y que cita la investigación,   refiere que los análisis de los datos tomados por los satélites en estos últimos 25 años, demuestran que hay una tendencia al alza en las velocidades de viento máximas en los ciclones más fuertes que se originan en los mares tropicales, donde la temperatura del agua del mar es más elevada.  Este patrón en los ciclones, huracanes o tifones “está vinculado directamente a la temperatura”.  

“Por cada grado Celsius de subida de temperatura del agua superficial del mar, aumenta la frecuencia de los huracanes más fuertes en una relación de 13 a 17, lo que viene a ser un aumento del 31%, señala el artículo de Nature,  reseñado  en El Mundo.

2 respuestas a “Se me parece a Londres

  1. Istania, cuando escribes: “Cuando era una adolescente soñadora (que para ser sincera, no hace tanto)”, lo que está entre paréntesis, específicamente, te refieres a la adolescencia o a soñadora?
    Te quiero un paquetón!

  2. Jejejeje… pues como decía el Chavo del 8, las dos cosas…
    Yo también te quiero otro paquetón. Gracias por tus abrazos. Desde Brasil llegan con la misma fuerza y sinceridad como si estuviéramos en nuestra cafetería.
    Bechos y abachos,
    La peque

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s