Hagamos un ejercicio

   

Observe  bien estas fotografías.  Concéntrese  en ese rostro negro,  bañado en  lágrimas.  Mire su expresión.   Marino Esteban Vólquez acaba de perder parte de su vida: su esposa y seis de sus siete hijos.  Su casucha se derrumbó en medio de los intensos aguaceros que trajo la tormenta tropical  Gustav. Una gigante piedra remató a la familia.

 Ahora cierre los ojos y póngase en lugar de este hombre. ¿Cuáles expresiones de consuelo le vienen a la cabeza?   Ciertamente es una  tarea difícil.  “Don Marino, tenga conformidad”     “Agárrese de Dios”,  no, no,  eso no basta.   Nada basta.

“¿Y ahora? Yo me voy a morir. ¿Y qué hago yo ahora, sin mi familia. ¡Dios mío! ¿Qué hago, sin mi mujer y mis chiquitos”*  Marino Esteban no para de llorar.

Consciente de su responsabilidad con sus hijos y su mujer, este hombre  tenía dos trabajos, uno lavando carros y otros de guardián nocturno en la Corporación de Acueductos y Alcantarillados (CAASD).   Por eso no murió junto a su familia.

En la  madrugada del miércoles, la casucha donde vivía la familia en el  barrio “Jarro Sucio”  ubicado en el  paupérrimo sector de Guachupita,  al norte de Santo Domingo, no aguantó más y cedió.

Entre oxidadas hojas de cinc,  maderas podridas, cartones enchumbados y piedras,  quedaron enterrados los cuerpos de  Marcelina Féliz, de 32 años y sus pequeños Bienvenida, de 15 años;  Jefrey, de 11;  Manuel,  de 10; Francisco, de tres;  Esteban, de dos y Roberto con apenas ocho meses de haber nacido al mundo.

Muchos piensan y luego afirman “Esa gente es la culpable porque  hacen casa a la vera del rio y ellos saben el peligro”   y yo me digo, que razonamiento más cómodo!

Los culpables, los verdaderos  culpables son los distintos gobiernos que ha tenido este  país, un país víctima de gobiernos populistas, insensibles, corruptos, que no han actuado con la Autoridad requerida para hacer los desalojos necesarios,  para no perder votos,  pero que tampoco se han esforzado mucho porque todo el dinero que se podría utilizar en la reubicación de estas familias, tienen varios destinos:  los bolsillos de los funcionarios y ahora, mega obras.

En ocho años el Ayuntamiento del Distrito Nacional ha estado muy ocupado construyendo lindos parques, mientras que el primer Gobierno de  cuatro años de Leonel Fernández tenía mucha ilusión con su metro.

En su discurso del pasado 16 de agosto el presidente dominicano prometió una nueva línea del metro, un tren Haina-Santiago, elevados, puentes… pero ningún proyecto de viviendas para dignificar a los seres humanos que viven en zonas vulnerables. 

Siete muertos, un hombre destruido y una sociedad conmocionada.  Y ahora, ¿qué?

___________________________________________________________________________________

 

*Cita tomada del reportaje que escribió Oscar Quezada en el diario El Caribe.

9 respuestas a “Hagamos un ejercicio

  1. Mira cuando hay perdidas humanas nada es justificable.

    Pero mi opinion personal es k si el tiene parte de culpa, tal vez sueno un poco indolente pero es la realidad, si ellos saben k son pobres pork tener tantos hijos?
    Y aki nadie vive del gobierno, todos vivimos de nuestros trabajos por eso debemos de planificar bien un embarazo y saber las responsabilidades k conlleva el mismo.
    Los padres son unos irresponsables tirando hijos al mundo a pasar trabajo!

  2. Se que esto es muy duro para el o para cualquier persona que este pasando por eso. Ponerme es su lugar jamas. Nadie puede pornerse en el lugar de el porque nadie sabe, ni sabra por lo que el esta pasando. AHORA!!! Nadie puede decir que el ayuntamiento esta para hacer casa y sacar esas personas debajo de los puentes. Esa es la primera. Ademas imaginence ustedes Leonel contruyendo una casa para todos los dominicanos que se quieran llenar de muchachos y por su pobresa vivir abajo del puente. Por favor!! No todo es culpa de los politicos. Se que son coruptos y que no es facil vivir en la pobresa. Pero no todo se le deja al govierno!!! Ahi cosas que pasan. Mejor comienze a planificar sus muchachos que esta situacion no esta para tirar mas de dos.

  3. Peque querida, solo puedo imaginar la tristeza tan grande que está viviendo Manuel en estos momentos, pues sé lo que es que nuestros familiares pasen al otro mundo, pero en estos casos no deberíamos culpar a nadie (ni políticos, ni naturaleza, ni a ellos). Sería bueno que comenzáramos a pensar, respirar y actuar en función de que otros van a “ayudarnos” a resolver nuestras situaciones. Como ciudadanos somos responsables y víctimas de esta sociedad.

  4. Lamento que Itania tengas la razón.
    Este es un hecho que nos debe conmover en lo más hondo a todos y a todas.
    Pero creo que nos debe llevar a cambiar la apatía y la desidia por una respuesta.
    No estoy de acuerdo con quienes no quieren responsabilizar a los gobiernos de esta realidad.
    No es que sea su responsabilidad exclusiva. También la tenemos nosotros y las personas que viven allí.
    El problema está en el sistema que no permite que las personas pobres puedan superar su condición económica y salir de esta situación.
    Por ahí creo que hay que ir.
    Un abrazo.
    Tony

  5. Una vez mas una se encuentra de frente con la impotencia que nos envuelve a todos en este país. los que pagamos impuestos nos preguntamos por que? si se supone que con cas peso que aportamos “religiosamente” deben destinarse fondos para evitar esta clase de cosas. La verdad es que desde el centro es, quizas, mas facil razonar, pero la realizada se impone…queremos vivir en un universo paralelo donde todo esta bien y la verdad es que solo eso nos queda frente a tanta impotencia.

  6. saludos itania!!!

    hace unos días utilicé tu blog para enviar una información a la sra. susi pola con relación al caso del asesinato de mi cuñada ocurrido en la comunidad de esperanza, v.mao.
    agradezco de verdad tu intervención para hacer llegar nuestro mensaje y en breve te haremos llegar una actualización del caso para ver si a través de tu blog puedes apoyarnos.

    un abrazo fraternal,

    miguel arias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s