Pedro Guerra: cuando el poeta canta

 La noche comenzó con su voz suave. Que acaricia. Que denuncia. Sus poemas enamoraron las estrellas. 9:03. Uno por uno fueron entrando sus músicos;  apenas tres:  piano, batería y bajo.  Y él,  con su guitarra, lo hizo despacio, humilde, como con miedo de molestar a un auditorio que lo recibió con aplausos, un público que gritaba un mundo de cariño  de  cuanto lo había echado de menos…

Pantalones jeans, suéter marrón y tenis verdes.   ¡Que contraste con tantas damas ataviadas en largos y suntuosos trajes de noche y hombres de saco y corbata, en un absurdo Teatro Nacional! 

Sus canciones-poemas hablan verdades “la vida es un largo incierto, quisiera saber cuando no se sufre”.  Pedro  Guerra inició el concierto con los nuevos temas de su última producción “Vidas”.    El mismo es una nueva producción: pelo recortado, gafas nuevas y menos flaco. Mucho menos.  Adorable.   

 

“Mi casa está en el mar con siete puertas…”  y los recuerdos inundaron el corazón. Quizás algunos lloraron cuando escucharon “Gente sola”.

Y luego contó de Lara, su hija adolescente, y arrancó risas contando anécdotas de la fase más trascendental y conflictiva de la relación padres-hijos.  Y que mejor manera de hablar de  su hija que no sea en una canción? Lara.

Un  momento emotivo: cuando habló de su amigo el  poeta asturiano Ángel González (que murió el pasado enero). Lo definió como un “hombre luz”  y a seguidas le cantó  “Palabras en el aire”: con un verso hermoso y contradictorio: ” El Dios en quien nunca he creído bendiga su luz” .

Pedro Guerra supo hacer una selección de sus canciones.  Logró el balance perfecto entre las nuevas del álbum “Vidas” y  aquellas que sus seguidores se saben de memoria y si no, la tararean.

“Humo”,  “El Pescador”,  “Debajo del Puente”, “El marido de la peluquera” “Herminia”,  “Deseo”, “Tiempo en silencio”,   “Cinco mil años”,   “El aire que no estás”,  “Pasa”,   “Jamás”,   “Miedos”,   “Contamíname”.   ¿Una de la más cantada y aplaudida?:    “Contra el Poder”.

A las 10,30 se despidió por primera vez. Sus músicos le siguieron.  Los reclamos no se hicieron esperar y Pedro no se hizo de rogar.  Los cuatro se apoderaron del adusto escenario y del delirio del público con  “Otra forma de sentir”,  Dibujos Animados” y  “Daniela”.

De nuevo se despide, pero los aplausos sin pausa lo hacen regresar. Y esta vez, hace conocer a la canción que le escribió a su pequeño Pedro; un poema  que describe de la manera más hermosa y tierna  posible el milagro de la vida, y de una vida esperada, deseada.

 

One response to “Pedro Guerra: cuando el poeta canta

  1. pedro es lo mas cercano a la perfeccion e tenido la fortuna de verlo y escucharlo tres veces en santo domingo y siempre me quedo con las ganas de seguirlo escuchando ,es lo maximo lo adoro y deseo todo lo mejor para el ,se lo merese todo es alguien k no tiene igual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s